Cómo cuidarnos tras una extracción dental

instrumentos que usa el dentista

Muchas veces, cuando se acude a la consulta del dentista y nos pregunta por las enfermedades se tienen, se cae en el error de no contarle nada, porque asumimos que no tiene importancia para lo que nos va a realizar. Este error puede perjudicar nuestra salud ya que hay cosas que para nosotros pueden no ser importantes, pero que interfieren en los procedimientos que el dentista nos va a realizar.

Por eso es de vital importancia explicar nuestro historial clínico antes de una extracción dental.

¿Qué cuidados debo tener con la herida y su medicación?

Después de una extracción dental este es el orden de los cuidados que debemos tener:

Lo primero que hay que hacer es apretar una gasa en la zona de la extracción durante unos 30 minutos. De esta forma estamos ayudando a evitar el sangrado y a formar el coágulo para que la herida cicatrice correctamente.

En segundo lugar es importante recordar la anestesia de los tejidos blandos y no tocar ni mordisquear para ver si ha desaparecido. A veces podemos apretar más de lo que creemos y ocasionarnos heridas considerables.


En tercer lugar es importante no coger el coche ya que las molestias o incomodidades que vayan surgiendo podrían distraernos.


En cuarto lugar no debemos tomar bebidas o alimentos hasta que no desaparezca el efecto de la anestesia , para evitar mordiscos en la zona o problemas con la ingesta de los alimentos.


En quinto lugar deberíamos tomar alimentos templados o fríos y que no tengan semillas o fragmentos que puedan quedarse en la zona y sean difíciles de limpiar.


En sexto lugar tenemos que tener en cuenta que no podemos hacer enjuagues ni cepillar la zona de forma habitual en las primeras 24 horas.


Es recomendable no hacer ejercicio físico durante las primeras 24-48 horas y tener en cuenta que el tabaco es un gran enemigo de la cicatrización correcta en la zona de la herida.

¿Qué podemos comer, beber o consumir tras la cirugía dental?

Una vez pasada la anestesia de la zona intervenida, los alimentos que debemos consumir en el postoperatorio de la extracción dental, deben ser fácilmente masticables y tragables. Si además están fríos, mucho mejor ya que ayudarán a disminuir la inflamación de la zona.

Alimentos tipo yogur o helado son ideales en el postoperatorio inmediato. Por otro lado debemos evitar los caldos, sopas, cafés y cualquier otra bebida caliente, ya que favorecerá la llegada de sangre a la zona intervenida.

En los días sucesivos debemos evitar comer por la zona post-extracción dental, alimentos con muchas semillas, cascarillas o con zonas duras, ya que se pueden quedar clavados y dificultar la limpieza de la zona.
Importante recordar que hay que tomar la medicación pautada por el dentista y no pensar que como nos encontramos bien, no debemos tomarla. Ante cualquier duda o imprevisto consultar a nuestro dentista.

Otros artículos

Solicita tu cita para: Cómo cuidarnos tras una extracción dental

Rellena el formulario e indícanos tus datos y el día que deseas la cita, nosotros te contactaremos para confirmarte las horas disponibles para ese día.