Retenedores tras finalizar la ortodoncia

paciente con retenedor puesto

Cuando los pacientes acaban con su proceso de ortodoncia activo, necesitan mantener los resultados de su tratamiento. Para esto último se realiza la fase de retención o contención. En esta fase se usan unos aparatos conocidos como retenedores dentales o retenedores ortodóncicos.

La meta perseguida con los retenedores de dientes es estabilizar la posición en la que han quedado tus dientes después de la ortodoncia.

Tipos de retenedores

Los retenedores son clasificados convencionalmente en fijos y removibles. A continuación se explica brevemente las diferencias entre ambos:

  • Retenedores dentales removibles: son aquellos que se pueden extraer de la boca de manera fácil por el paciente. Generalmente se sacan para comer, lavarse los dientes, practicar alguna actividad deportiva o cuando se acortan las fases de retención. Entre los más conocidos tenemos los que utilizan una placa de Hawley para confección. También es frecuente el uso de retenedores basados en una férula de resina transparente, pudiendo ser éstos rígidos o mixtos( la capa interna es flexible permitiendo ligeros movimientos dentarios).
  • Retenedores dentales fijos: no se pueden extraer por parte del paciente, siendo los más habituales los realizados con un alambre adherido con composite a la cara interna de los incisivos inferiores. En ocasiones los usamos para mantener un espacio entre dientes hasta que se produzca la salida del diente retenido o la colocación del implante programado para esa posición.

Los retenedores fijos requieren una limpieza más exhaustiva que en el caso de los removibles, ya que no se pueden extraer para limpiarlos fuera de la boca. Estos retenedores requieren una supervisión por parte del odontólogo y ayudar a su higiene con ultrasonidos cuando sea necesario. Para la higienización de los retenedores de dientes removibles, se aconseja el uso de agua y cepillo, junto a un jabón neutro a diario. Además, una vez a la semana es importante limpiarlos con productos más específicos para una desinfección más profunda.

¿Durante cuánto tiempo hay que usar los retenedores?

Como norma general, el retenedor debería de mantenerse hasta que la posición de los dientes se mantenga estable.

Se comienza durante todo el día y tras unos meses se disminuye la frecuencia  de su uso, dejándolos únicamente para uso nocturno. Dependiendo de cada persona y de la estabilidad conseguida, puede ser necesario mantenerlos de por vida.

Otros artículos

Solicita tu cita para: Retenedores tras finalizar la ortodoncia

Rellena el formulario e indícanos tus datos y el día que deseas la cita, nosotros te contactaremos para confirmarte las horas disponibles para ese día.