Curetaje: cómo aplicarlo y por qué

limpieza realizada con cureta

El curetaje dental es un tratamiento odontológico periodontal cuyo objetivo consiste en eliminar el sarro y las bacterias que se acumulan en las bolsas periodontales, debajo de las encías, causando inflamación, sangrado y pérdida de hueso.

¿Cuándo es recomendable realizar un curetaje?

El curetaje dental está indicado cuando la limpieza bucodental convencional no es suficiente para eliminar la placa y el sarro acumulados y las bacterias que se acumulan en las encías causan enfermedades periodontales como la gingivitis o la periodontitis.
Estas enfermedades pueden provocar inflamación, sangrado, retracción de las encías y pérdida de los dientes si no se tratan a tiempo.

¿Cómo se realiza un curetaje?

El curetaje dental se realiza con instrumentos especiales llamados curetas, que raspan la superficie de la raíz del diente para eliminar el tejido infectado. El tejido raspado lentamente se regenerará y se volverá a adherir al diente.
El procedimiento se hace bajo anestesia local para evitar el dolor y las molestias.

Después del curetaje dental, es normal sentir algo de molestia, sensibilidad o inflamación en las encías, que se alivian con analgésicos y enjuagues antisépticos.

Conclusión

Para que sea exitoso, es necesario mantener una buena higiene oral y acudir al dentista periódicamente para realizar revisiones y limpiezas profesionales.
Además, después del curetaje dental se deben seguir algunos cuidados como evitar el tabaco, el alcohol, los alimentos duros o picantes y usar un enjuague bucal antiséptico.

Otros artículos

Solicita tu cita para: Curetaje: cómo aplicarlo y por qué

Rellena el formulario e indícanos tus datos y el día que deseas la cita, nosotros te contactaremos para confirmarte las horas disponibles para ese día.